Universidad Nebrija Centro Colaborador de la Universidad Nebrija

Blog

La OIT cumple 100 años

La OIT cumple 100 años
La Organización Internacional Trabajo lleva 100 años luchando por los derechos de los trabajadores. Se hace repaso de su historia, logros y objetivos

Surgida en el marco del Tratado de Versalles, en 1919, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) recientemente acaba de cumplir 100 años de existencia. Se distingue por tener representación en sus distintos niveles, no solo de trabajadores, sino también de empresarios y miembros de Gobiernos, lo que hace que sea una organización tripartita.

Desde su génesis tiene como objetivos contribuir a alcanzar la paz mundial, fomentando la solución de problemas del sector laboral, y crear leyes y convenios internacionales que rijan sus normas. Además, se ha distinguido por emitir recomendaciones y establecer políticas que garanticen la igualdad y la plena justicia social. 

Asimismo, vale la pena resaltar el hecho de que sus normativas han sido siempre acordes a los avances y transformaciones que han tenido lugar en la industria, procurando que las innovaciones de la ciencia y la tecnología repercutan positivamente en los trabajadores y, por ende, en la sociedad. De este modo, se busca minimizar la brecha digital y disminuir los índices de pobreza en el planeta, impulsando unas condiciones de trabajo decentes.

OIT 100 años: breve historia y logros

Su creación estuvo motivada por la latente aspiración de alcanzar una paz duradera después de la Primera Guerra Mundial. Su permanencia hasta la actualidad responde a la necesidad de disponer de un organismo internacional que abogue por los intereses de todos los trabajadores en cada lugar del mundo.

Su génesis tuvo como antecedentes la Asociación Internacional para la Protección Internacional de Trabajadores, fundada en Basilea (Suiza), en el año 1901, así como diferentes organizaciones de trabajadores de varias partes del mundo. 

Por ello, en sus bases se manifiesta que la escasez, la injusticia, la explotación y la pobreza amenazan el orden social y la paz mundial. Asimismo, establece el concepto laboral de humanidad fundamentado en la igualdad y la justicia social.

Gracias a la lucha y el esfuerzo de los miembros de esta organización, se han llegado a consensos importantes relacionados con la prevención de riesgos labores, la seguridad social y la salud en el trabajo.

Precisamente, en la Primera Conferencia Internacional del Trabajo, celebrada por esta organización en 1919, se aprobaron seis convenios internacionales, y hasta la fecha se han decretado más de 200. Todos ellos acordes con su constitución y sus estatutos, tal y como señalan los artículos de opinión OIT más positivistas.

La OIT ha estado presente en las luchas que han llevado a cabo los trabajadores en diferentes etapas de la historia. Se puede mencionar el caso de su papel determinante en la batalla contra el desempleo masivo de la década de 1930 y su proceder en la Segunda Guerra Mundial.

Uno de los momentos trascendentales de la historia de la agencia fue el año 1948. En este punto se estableció el convenio que dictamina la libertad sindical, además de la protección del derecho de sindicación. Por otro lado, en 1969, por la labor realizada desde sus inicios, a la OIT le fue concedido el Premio Nobel de la Paz

Luego del derrumbe del Muro de Berlín, su trabajo ha estado enfocado en preservar la justicia social. Sus objetivos, metas y planes concuerdan con los de la ONU. Por lo tanto, estas organizaciones promueven la reducción de la pobreza mediante el trabajo digno y un crecimiento económico mundial inclusivo y sostenible. La eliminación de la esclavización y la práctica del trabajo forzado constituyen otros de sus principales propósitos.

La seguridad y la salud en el trabajo

Entre los consensos fundamentales que se han llevado a cabo por la OIT en todo el mundo existen temas relacionados con la seguridad social y la preservación de la salud en los puestos de trabajo, como se ha dicho.

De acuerdo con estos principios, se han decretado leyes donde se establecen la cantidad máxima de horas de una jornada laboral, la ordenación de las contrataciones y el otorgamiento de una cantidad de dinero fija a cada trabajador según su desempeño. 

Otro de los puntos clave y de los logros obtenidos por esta agencia internacional se encuentra la protección de los trabajadores ante la presencia de enfermedades. También el derecho a la seguridad social y a que los adultos mayores perciban una pensión vitalicia.

Del mismo modo, se han formalizado acuerdos que fomentan la equidad de género y, al mismo tiempo, protegen a los jóvenes y promueven los derechos de las mujeres, tales como el derecho a la maternidad. 

La protección de los menores y la erradicación de la explotación infantil, desde los inicios de la organización, han sido de las tareas prioritarias que se han llevado a cabo. En este sentido, se han puesto en vigor acuerdos importantes que son respetados a nivel internacional. Hasta el día de hoy, se realizan manifestaciones que respaldan esta lucha.

Prevención. Minimización del impacto de los riesgos laborales (H4)

Durante la evolución en la OIT se han realizado aportes fundamentales que garantizan que los trabajadores tengan mejores condiciones en sus puestos. Esto ha contribuido a que los empleadores realicen un plan donde sean identificados los principales riesgos a los que se exponen sus empleados, así como las respuestas ante la ocurrencia de los mismos. Igualmente, son establecidas políticas de protección a sus trabajadores.

La lucha y la prevención del desempleo han estado en la mira de la organización desde sus inicios. Esta se ha vuelto fundamental en estos tiempos, donde los avances de la tecnología, la inteligencia artificial y la robótica atentan contra la continuidad de algunos puestos de trabajo.

Al mismo tiempo, ha sido prioritario el amparo y la indemnización por parte del empleador al afectado, en el caso de ocurrencia de accidentes laborales. Al igual que la aparición de la pensión que percibe el trabajador en caso de presentar algún tipo de invalidez antes de llegar a la edad de jubilación. 

Desafíos de la OIT

En la actualidad, son incontables los aportes y los beneficios que han obtenido los trabajadores gracias a la intervención de la OIT. Sin embargo, a sus 100 años de creada la organización, ha mantenido sus intereses iniciales. Luchando por propiciar un mundo donde reine la paz, la inclusión, la seguridad social y el crecimiento económico sostenible.

Por ello, con el pasar de los años, conforme surgen nuevos adelantos tecnológicos y ocurren cambios medioambientales y del entorno, se han creado, potenciado y mejorado algunas políticas, programas y regulaciones que amparan y garantizan los derechos de los trabajadores. Teniendo en cuenta las necesidades de cada región.

Debido a la brecha digital existente entre los países desarrollados y los que están en desarrollo, se han identificado retos para el trabajo de la agencia en los próximos años. Según Martin Murphy, director del Departamento de Comunicaciones y de Información Pública de la OIT se encuentran los que se mencionan a continuación:

Por una parte, se encuentra la tecnología. Sin embargo, resaltan otros, tales como el cambio climático y el cambio demográfico. Igualmente, la economía por encargo y los nuevos tipos de contratos laborales.

Del mismo modo, han sido identificados diversos sectores que necesitan especial atención en todo el mundo. Entre estos se encuentran: la agricultura, la minería, la construcción, el comercio, la industria química y del petróleo.

También han sido definidas múltiples temáticas a abordar, tales como: el derecho y las formas atípicas de trabajo; las contrataciones, las plataformas de recursos, las cooperativas, la igualdad y la discriminación.

Otros aspectos relevantes que son tratados por la organización están vinculados con la seguridad social del trabajo, la equidad de género, el cáncer ocupacional y otras enfermedades crónicas; la relación entre el alcohol, las drogas y la seguridad de los trabajadores, y los riesgos a los que están expuestos estos si se incorporan nuevas sustancias químicas en los procesos industriales.

Ante la presencia de estos desafíos para los trabajadores, la OIT mantiene el propósito de que las dificultades sean solucionadas de forma pacífica, o sea, a través del diálogo. Sin dejar de tomar como sustento de la solución el trabajo digno e igualitario tanto para hombres como para mujeres.

Retos por delante asociados con la tecnología

Tal y como se señaló en la pasado conferencia del centenario de la Organización Internacional del Trabajo, uno de los desafíos más relevantes a los que hace frente esta organización es, precisamente, mejorar la percepción que tiene la gente de sus empleos y ayudar a desarraigar el miedo sistemático a la robotización.

Dentro del escenario previsto por la OIT, la incorporación progresiva de robots fomentará la colaboración entre hombre y máquina. Asimismo, las nuevas posiciones creadas como resultado del desarrollo de las industrias de automatización cubrirán los puestos eliminados como consecuencia de esta.

Sin embargo, los máximos responsables de este ente internacional hacen hincapié en la necesidad de especializar a los trabajadores desde su incorporación para evitar que el gap tecnológico acabe reduciendo su efectividad. Por ello, hace recomendaciones a los principales sindicatos para que este punto esté en el orden del día de sus reuniones con la patronal.

A pesar de que la OIT ha cumplido 100 años, sus estatutos y constitución se mantienen actualizados hasta hoy. Su historia recoge numerosos acontecimientos que han favorecido a los trabajadores de todo el planeta, propiciando la prevención de los riesgos laborales, además de la seguridad y la salud en el trabajo.